A la hora de elaborar recetas de cocina, sobre todo, de repostería, uno de los ingredientes principales es el endulzante, sin duda, pero existen otros tipos de azúcar.

El más conocido es el azúcar blanca o blanquilla, pero en realidad, existen en el mercado una gran variedad de diferentes tipos de azúcar y edulcorantes que nos pueden ayudar a endulzar nuestras recetas.

Cuáles son los tipos de azúcar que existen y en qué se diferencian

Lo cierto es que hay muchas personas que no conocen la gran variedad que hay en el mercado ni que pros y contras pueden tener cada uno de ellos. Para eso estamos nosotros aquí.

¿Te interesa saber cuáles son y en qué se diferencian unos de otros? Quédate porque a lo mejor esto te interesa…

Tipos de azúcar y diferencias

Si prefieres escuchar el podcast hablando sobre los tipos de azúcar o endulzantes que hay, puedes escucharlo haciendo clic aquí abajo👇👇👇

Azúcar blanco

El azúcar blanco o blanquilla es uno de las más comercializados y más fácil de encontrar en la gran mayoría de supermercados.

El azúcar blanco refinado es el uso que se le da a la sacarosa. También conocida como azúcar común o azúcar de mesa.

Este dulce veneno adictivo proviene de un proceso químico múltiple del jugo de caña de azúcar o de la remolacha en el que se eliminan las fibras, proteínas, vitaminas y minerales, por lo que se convierte en un alimento con calorías vacías y poco natural.

¿Qué son las calorías vacías? Quiere decir que es una alimento que contiene calorías que engordan sin aportar nutrientes beneficiosos para la salud.

El azúcar blanca hay que usarla con mucha moderación en la elaboración de nuestras recetas. La Organización Mundial de la Salud recomienda que el azúcar no supere el 10% de las calorías diarias consumidas.

Azúcar moreno

El Azúcar moreno, negro o rubio, es un azúcar de sacarosa con un color amarillo o color canela. Este color tan característico se debe a la presencia de melaza.

Ambos azúcares, tanto el azúcar moreno como el blanco, son sometidos a procesos de refinamiento y pierden sus propiedades, aunque el azúcar moreno presenta algunas propiedades apenas insignificantes para nuestro organismo.

Por eso es considerado un poco «más saludable» que el azúcar blanco porque mantiene mejor los nutrientes.

Un dato curioso es que la mayor parte del azúcar moreno que se vende en los mercados es simplemente azúcar blanco con un toque de extracto de melaza añadido para que parezca azúcar moreno.

Este tipo de azúcar es prácticamente igual al blanco.

Azúcar integral de caña

Este tipo de azúcar se extrae siempre de la caña de azúcar y  a su vez se extraen diferentes tipos de azúcares. El más saludable de todos sería la Panela y en segundo lugar el azúcar integral de caña.

Podemos catalogarlo como azúcar no refinado, conservando así, casi en su totalidad, las vitaminas y minerales naturales de la caña de azúcar.

Cuanto más refinado esté el azúcar, más se parecerá al azúcar blanco. Cuanto más oscuro sea su color más saludable será su consumo.

Endulza un poco menos si lo comparamos con el azúcar blanco o blanquilla.

Aunque es un alimento que no está vacío en cuanto a nutrientes, no deja de ser un alimento alto en azúcares y calorías, por lo que no se debe abusar de su consumo.

Panela

La Panela la podemos considerar como el azúcar puro integral de la caña, el que menos procesamiento y refinado ha sufrido en la elaboración.

Es un tipo de azúcar más natural y artesano, sin refinar, elaborado a partir del jugo de la caña de azúcar.

Es un producto que se consume mucho en América Latina porque procede de Colombia.

Dependiendo del país, la podemos encontrar con diferentes nombres como Chancaca o Papelón, Piloncillo, Rapadura, entre otros.

A diferencia del resto de azúcares refinados, la panela conserva su sabor natural y sus nutrientes tales como vitaminas y minerales esenciales.

Es pura y no contiene aditivos químicos propios de la elaboración del azúcar procesado.

Podemos encontrarla en forma de bloques duros o planos, o también en polvo.

Sacarina

La sacarina es un  edulcorante sintético que se obtiene mediante síntesis química del tolueno o de otros derivados del petróleo.

Tiene un regusto amargo y su poder edulcorante es entre 400 y 500 veces superior al azúcar blanco. Se usa como edulcorante no calórico sobre todo para productos dietéticos.

Es uno de los más conocidos y antiguos que existen, pero varios estudios de investigación indican que no es saludable para la salud.

Es un producto prohibido en países como Francia o Canadá, ya que se tienen algunas sospechas de que su consumo induce la proliferación del cáncer.

Azúcar de coco

Es un azúcar de palma producido a partir de la savia del tallo de la flor de la palma de coco.

Tiene una textura cristalina similar a la del azúcar moreno, con un ligero color y aroma tostado.

El azúcar de coco contiene más nutrientes que otros endulzantes. Según un estudio  de Filipinas, contiene minerales como hierro, zinc, calcio y potasio.

Aumenta los niveles de azúcar en sangre mucho menos que el azúcar blanco o que otros endulzantes.

Fructosa

La fructosa es un azúcar natural que se obtiene de las frutas, algunos vegetales y en la miel.

Se utiliza en la elaboración de algunos productos procesados como los refrescos, zumos, bollería, golosinas, etc. 

Este azúcar que contienen las frutas se puede concentrar y extraer para hacer un azúcar alternativo.

Existe la fructosa que se comercializa en polvo o también la encontramos en forma de jarabe, como el jarabe de maíz, por ejemplo.

Miel

La miel es un fluido viscoso y espeso producido a partir del néctar de las flores por las abejas. Son sustancias recogidas por las abejas, transformadas y depositadas en los panales para su maduración.

Es utilizada como alimento y endulzante. Contiene fructosa y glucosa, entre otros, que son los responsables del intenso sabor dulce de la miel.

También contiene muchas vitaminas, minerales, aminoácidos esenciales y enzimas, por eso es considerada muy nutritiva y con propiedades medicinales.

Tiene menos calorías que el azúcar y contiene grandes propiedades antibacterianas. Sus propiedades terapéuticas se han usado para combatir gripes, resfriados, asma…

Dependiendo de las flores podemos encontrar miel de romero, de encina, de eucalipto, etc.

Sirope de dátiles

La crema o sirope de dátiles es un sustituto natural del azúcar y muy fácil de hacer en casa.

Hablamos de producto «natural» porque el azúcar que contiene no es añadido y es un alimento que aporta muchas fibras, vitaminas y minerales, pero es una fruta seca bastante calórica y energética.

Este sirope es una gran alternativa a las melazas, azúcares y siropes, aunque no debemos excedernos en su consumo, porque como decíamos, es un alimento bastante calórico.

La variedad Medjool es la mejor para preparar el sirope o crema de dátiles y es muy fácil de hacer.

Se sumergen los dátiles en agua y se dejan en remojo durante unas horas para que se pongan blandos. Luego se bate todo y ya tendríamos el caramelo de dátil. 

Si quieres acelerar el proceso lo mejor es dejarlos en remojo con agua caliente durante 15-20 minutos para ablandarlos.

Algo parecido se puede elaborar con las uvas y ciruelas pasas. Al ser un fruto seco deshidratado, concentra una gran cantidad de azúcares naturales con las que se puede elaborar un néctar o jarabe delicioso para endulzar dulces y postres.

Sirope de ágave

El sirope de agave, también conocido como jarabe o miel de agave, es un jugo vegetal dulce que se obtiene del agave, una especie de cactus o planta del desierto.

Tiene un índice glicémico bajo, por lo que no aumenta tanto los niveles de azúcares en sangre como otros tipos de azúcares y su poder edulcorante es el doble que el azúcar blanco.

Este sirope es rico también en sustancias con función prebiótica a las que se le atribuyen beneficios para la salud intestinal y el sistema inmunitario.

Pero cuidado, porque existen algunos que son altamente refinados y su composición acaba siendo 100% fructosa.

Sirope de arce

El jarabe o sirope de arce es un dulce fabricado a partir de la savia del arce azucarero, el arce rojo o arce negro.

Posee la mitad de calorías que el azúcar blanco, además aporta numerosas vitaminas y minerales como el calcio, potasio, zinc, vitaminas del tipo B, A y H.

Es de uso alimentario pero también tiene propiedades antioxidantes, compuestos antiiflamatorios, y ayuda a combatir enfermedades, por lo que se considera que tiene un poder antibiótico y medicinal muy potente.

Como dato curioso es que la provincia de Quebec, en Canadá, es el mayor productor de jarabe de arce del mundo. Debido a su importancia, el arce es un emblema de Canadá por lo que su hoja está representada en la bandera canadiense.

Se usa para acompañar tortitas, crepes o gofres. 

Xilitol

El Xilitol, también conocido como azúcar de abedul, es un polialcohol, o azúcar alcohol, endulzante proveniente del maíz o de la corteza de algunos árboles como el abedul.

Recuerda al azúcar porque tiene un sabor parecido, por eso se puede considerar un sustituto de esta.

Se usa para fabricar algunos alimentos y bebidas que no contiene azúcar y entre sus beneficios destaca que contiene un 40% menos de calorías que el azúcar y reduce la probabilidad de sufrir caries. 

Se usa como sustituto de la sacarosa en los alimentos aptos para diabéticos, ya que no incide sobre los niveles de glucosa ni de insulina.

Su uso excesivo puede tener efectos laxantes. 

Eritritol

El Eritritol es un azúcar alcohol, un edulcorante natural, que se emplea como sustituto de los azúcares y está ganando bastante popularidad. Se produce de forma natural en frutas y alimentos fermentados. 

Es entre un 60% y 70% tan dulce como el azúcar blanca o de mesa. Se considera no calórico, y bajo en carbohidratos, y tampoco aumenta los niveles de glucosa en sangre.

Se produce mediante la fermentación de la glucosa del trigo o de la fécula de maíz utilizando hongos similares a la levadura.

El resultado es un polvo granulado parecido en textura y sabor al azúcar. Tiene un sabor refrescante en la boca lo que lo hace enmascarar el regusto amargo que suele tener los edulcorantes.

Stevia

Y por último, y uno de los más importantes en los últimos tiempos, es la stevia.

Es una planta 300 veces más dulce que el azúcar, por eso se la considera como un sustituto natural de la misma.

La Stevia es perfecta para diabéticos ya que es tolerada, mejora el funcionamiento pancreático y ayuda a regular los niveles de glucosa en sangre.

Es apta también en dietas para adelgazar o dietas bajas en carbohidratos porque no contiene calorías.

La encontramos en extractos crudos (hojas de plantas), también en formato líquido o sólido de color oscuro que podemos usar como edulcorante y sustituto del azúcar.

Pero lo mejor, lo más natural y más saludable, es adquirir directamente las hojas de estevia. Esto puede resultar tedioso porque no es una planta que encontremos con facilidad en España ya que es una hierba nativa de América del Sur. 

Y además es un producto natural más caro de los otros edulcorantes.

Algunos de sus extractos puede tener un gusto amargo o a regaliz.


Puedes escoger el azúcar que más te guste, pero siempre recomendamos que su consumo sea moderado, incorporando cantidades discretas a nuestros dulces y postres.

Después de analizar y conocer los diferentes tipos de azúcar y edulcorantes, puedes sacar tus propias conclusiones y preguntarte a ti mismo cuál crees que es el azúcar más saludable para tu organismo.

¿Conoces alguno mas que no esté en esta lista? ¿Te haces ya una idea de cuál puede ser el mejor para tu salud?  Si quieres lo debatimos mejor en comentarios. Escribe lo que piensas al final de este artículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Sabes que en Y hoy qué comemos todos tus datos son 100% confidenciales? Te informo que los datos de carácter personal (email, nombre y otros datos que añadas) que me proporciones rellenando este formulario serán tratados por mí, Pilar Romero, como responsable de esta web, con cuidado y responsabilidad. La finalidad de recoger estos datos es para responder responder a los comentarios del blog. Si no incluyeras los datos solicitados no podré responderte ni ayudarte. Para tu información los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Siteground (proveedor de hosting de Y hoy qué comemos. Ver la Política de Privacidad de Siteground)  y estate tranquilo porque podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de los datos que me has dado en info@yhoyquecomemos.com. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web.