Cocinar con una sal de calidad es quizás lo más importante a la hora de elaborar platos si quieres que te quede una comida rica y sabrosa.

Por supuesto que es muy importante cocinar con mimo y con tranquilidad pero la importancia de utilizar una buena materia prima es lo que le aportará a la receta un resultado final excepcional.

Por eso me gusta probar sales diferentes en mis elaboraciones. Así puedo experimentar otros sabores y obtener resultados diferentes cada vez. He probado sal de manantial, sal marina, sal de cebolla Guayonje, sal del Himalaya, sal marina con carbón activo de la isla de Tenerife…

Pero hace poco he tenido la oportunidad de preparar algunos platos con la sal Jumsal, una sal  que se obtiene de la Sierra del Carche de Jumilla, en la región de Murcia y que ha llamado mucho mi atención por ser una sal natural, limpia y pura. No es una sal marina sino que es, más bien, una gema natural.

como hacer 5 ideas de recetas con sal de calidad

¿Cuál es el compuesto de la sal?

Es una sal de origen mineral, obtenida del diapiro salino de la Rosa, ubicado en el valle formado entre el Cabezo de la Rosa y la Sierra del Carche, en la localidad de Jumilla, Murcia.

¿Qué beneficios tiene la sal?

El resultado es la obtención de una sal limpia y natural, con historia milenaria, de las entrañas de la madre tierra, intacta  y libre de contaminación desde hace millones de años.

5 Ideas de Recetas con Sal de Calidad

#1. Lomo a la sal

INGREDIENTES (Para 4 personas)

  • Una pieza de lomo de cerdo (unos 800 gr.)
  • Aceite de oliva (2 cucharadas soperas)
  • Pimentón dulce o picante
  • Cominos molidos
  • Tomillo
  • Romero
  • Ajo molido
  • Orégano
  • Sal gruesa para hornear
  • Vino blanco ( 2 cucharadas soperas)

En primer lugar, hay que adobar la carne.

En un recipiente mezcla dos cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas soperas de vino blanco, una cucharadita de ajo molido, otra de pimentón dulce o picante, una de romero, otra de tomillo, una más de orégano y media cucharadita de comino molido. Integra bien estos ingredientes.

Coloca la carne sobre un papel film y píntala con el adobo que acabas de preparar.

Envuelve la carne con el papel y reserva en la nevera durante un mínimo de 2 horas.

Luego, en una fuente para horno coloca papel de aluminio cubriendo el fondo. Echa una capa de sal gruesa para hornear de un 1 o 1,5 centímetros de grosor.

Saca la carne de la nevera y ponla encima de la sal. Cubre toda la parte superior de la carne con la sal hasta que quede bien cubierta.

Rocía un poco de agua por encima de la sal.

Precalienta el horno a 180 grados y cuando esté listo mete la bandeja con el lomo. Hornéala durante una hora.

Pasado este tiempo, saca la carne del horno y verás como la sal ha formado una costra que es muy fácil de quitar y que se desprende fácilmente.

Finalmente, corta la carne en filetes y sírvela fría o caliente.

 

lomo a la sal

#2. Aceitunas en cáustica con salmuera perfecta

INGREDIENTES (Para 5 kilos de aceitunas):

  • 5 kilos de aceitunas (en mi caso, tipo manzanilla)
  • 100 gramos de sosa cáustica (20 gr. Sosa cáustica X litro)
  • 5 litros de agua
  • 400 gr. Sal gruesa (80 gramos de sal gruesa X litro de agua)

Limpia bien las aceitunas: quita las más feas, los restos de hojas y palitos.

Pésalas para saber qué cantidad de sosa cáustica y sal vas a necesitas.

Para diluir la sosa cáustica en agua hay que tener mucho cuidado y tomar precauciones. Así que lo mejor es que te pongas unos guantes, una mascarilla y si puedes usar unas gafas mejor que mejor. Toda protección es buena.

En un barreño grande añade primero el agua. Echa aquí la sosa cáustica con mucho cuidado (y ya pesada). Con una cuchara de madera o plástico mezcla hasta que la sosa se diluya. 

Es importante que usemos una cuchara de madera o de plástico en su lugar ya que el metal puede provocar contaminación cuando estemos tratando las aceitunas.

Coloca las aceitunas en un cubo grande de plástico y echa el agua con la sosa. 

Yo lo he preparado por la noche para poder quitarles la sosa a la mañana siguiente. Lo ideal es que las aceitunas estén en la sosa durante unas 10 ó 12 horas. Esto dependerá del grosor que tengan las aceitunas.

Cuando pasen las horas, coge una aceituna, córtala por la mitad y cuando veas que la sosa llegue al hueso, es decir, que esté amarilla hasta el hueso, es que ya están listas.

Quita el agua con la sosa y enjuaga las aceitunas bajo el grifo, unas 3-4 veces.

Mete ahora las aceitunas en agua limpia. Y déjalas aquí de un día para otro.

Cada día, quita el agua a las aceitunas y cambia por agua limpia. Puedes cambiarle el agua 1-2 veces al día. Cuantas más veces la cambies antes estarán listas para la salmuera.

En mi caso, las he tenido unos 5 días cambiando el agua sucia por agua limpia. Una vez que veas que el agua sale limpia, ya estarán listas para meterlas en salmuera.

Para la salmuera necesitas 80 gramos de sal gruesa por cada litro de agua. 

Luego, en el cubo donde vayas a mantener las aceitunas, agrega primero el agua y luego echa sal poco a poco, mientras mezclas y disuelves en el agua.

Una vez que tengas disuelta toda la sal, mete aquí las aceitunas en la salmuera preparada. Estarán litas de un día para otro, así le dará tiempo a que las aceitunas cojan sal.

#3. Sal de albahaca

INGREDIENTES

  • Sal gorda
  • Hojas de albahaca fresca
  • Ajo en polvo (opcional)

En una procesadora o batidora de alimentos echa la sal gruesa. 

Ahora, añade las hojas de albahaca fresca, lavadas y bien secas. Tritura ambos ingredientes durante unos segundos hasta que la albahaca se integre bien con la sal y quede una mezcla fina.

Pasa la mezcla a una bandeja de horno forrada con papel vegetal y extiende con las manos.

Hornea a 150 grados durante unos 5 minutos. Después saca la bandeja, remueve un poco la sal con una cuchara y hornea de nuevo otros 5 minutos más. 

Finalmente, saca la sal, déjala enfriar y pásala a un tarro o bote de cristal o un recipiente hermético.

Si te apetece le puedes añadir un poco de ajo en polvo. Esto simplemente se lo añades una vez que esté la sal horneada. Con mezclarla con los demás ingredientes va bien.

¡Y listo!

#4.  Cómo cocer gambas y preparar una salmuera para que queden perfectas

INGREDIENTES

  • Gambas blancas de Huelva frescas
  • Agua
  • Sal
  • Hielo

En primer lugar, en una olla pon agua a calentar a fuego alto.

Prepara aparte un recipiente con agua y hielo.

Después, cuando el agua de la olla empiece a hervir, agrega un puñado de sal por cada kilo de marisco e incorpora las gambas. 

El agua dejará de hervir porque las gambas están a otra temperatura, pero en cuanto comience la ebullición de nuevo, hierve las gambas durante 1 minuto y medio.

Finalmente, saca las gambas y mételas rápidamente en el agua con hielo.


Al sacarlas del hielo es conveniente pasarlas a un plato con un paño limpio y bastante humedecido.

Si no la vamos a consumir hasta pasadas unas horas, se pueden mantener en un plato con un trapo húmedo y se cubre con el mismo trapo, para mantener la humedad. A este paño se le pueden poner algunos cubos de hielo por encima.

De esta manera, te saldrán en su punto y disfrutarás tanto pelándolas como comiéndolas, seguro.

#5. Dorada a la sal

INGREDIENTES

Para esta receta únicamente tendrás que usar dos ingredientes y acompañarlo de la guarnición que quieras.

  • Doradas (tamaño mediano)
  •  Sal para hornear

En primer lugar, cubre la bandeja del horno con papel para hornear. 

Pon una buena capa de sal para hornear y coloca encima las doradas. 

Dile a tu pescadero que te las prepare para hacerlas a la sal. En la pescadería te la suelen limpiar y dejártelas preparadas nada más que para cocinar.

Cubre ahora el pescado con una capa gruesa de sal. Esta capa tiene que ser más gruesa que la de abajo.

Mete las doradas en el horno previamente calentado a 200 grados y hornea de 45 minutos a 1 hora, o hasta que veas que la sal se dora y se forma como una costra.

paso-a-paso-receta-de-dorada-a-la-sal-al-horno

Saca el pescado del horno y deja que la sal se enfríe para poder quitarla con la ayuda de un cuchillo.

Quita toda la sal, saca las doradas y saca los lomos para emplatar.

receta-dorada-a-la-sal-en-el-horno

Con estas recetas nos damos cuenta de que una sal de buena calidad es primordial para un resultado de 10. Lo demás, es pan comido 🙂

Y tu, ¿También cocinas con alimentos de calidad? Déjame en comentarios cuál es el tipo de sal que más te gusta  o cual es la receta que más te gustado de estas 5 ideas de recetas con sal de calidad 🙂

¿Te ha gustado esta receta? Ayúdame votándola
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Sabes que en Y hoy qué comemos todos tus datos son 100% confidenciales? Te informo que los datos de carácter personal (email, nombre y otros datos que añadas) que me proporciones rellenando este formulario serán tratados por mí, Pilar Romero, como responsable de esta web, con cuidado y responsabilidad. La finalidad de recoger estos datos es para responder responder a los comentarios del blog. Si no incluyeras los datos solicitados no podré responderte ni ayudarte. Para tu información los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Siteground (proveedor de hosting de Y hoy qué comemos. Ver la Política de Privacidad de Siteground)  y estate tranquilo porque podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de los datos que me has dado en info@yhoyquecomemos.com. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web.