El truco para dar más sabor y potenciar tus platos, para sacarle el máximo partido, sin duda es usar aceites aromáticos.  ¿Conoces ya los aceites aromáticos y todas sus posibilidades?

Muchas veces cuando pensamos en dar sabor a algo, pensamos en añadir un ingrediente extra, complicar un poco la elaboración para agregar otras cosas en medio, cuando realmente no deberíamos complicarnos tanto.

Tendríamos que ir a lo sencillo y pensar en las cosas básicas. Uno de los ingredientes más importantes que siempre suelo usar en mi cocina, es el aceite de oliva virgen extra. 

Si prefieres escuchar el podcast de los aceites aromatizados, HAZ CLIC ABAJO para escucharlo:

¿Qué pasa si aromatizado este AOVE para darle otros sabores a mis platos?

Es lo que vamos a ver en este post: Cómo aromatizar de varias maneras diferentes este aceite de oliva, tenerlo conservado durante meses para que cuando queramos un toque extra de sabor, lo tengamos de forma fácil.

La primavera es la mejor época del año para coger hierbas del entorno (o comprarlas) y prepararte tus propios aceites aromatizados. Pueden ser aceites o vinagres. Nosotros nos vamos a centrar en los aceites y te vamos a dar unas cuantas claves para que sepas cómo prepararlos tú mismo.

Es algo divertido. Las combinaciones son infinitas y si eres un poco cocinillas vas a jugar y a disfrutar haciendo tus propias combinaciones. 

Cómo preparar tus propios aceites aromáticos

Para hacer tus propios aceites aromatizados puedes usar botellas de cristal de diferentes tamaños para macerar aquí tus flores, alimentos y hierbas favoritas con un buen aceite de oliva virgen extra o ecológico durante varias semanas.

Así tendrás un estupendo condimento para ensaladas y comidas en general.

Es tan sencillo como meter los ingredientes dentro de la botella, llenarlo de aceite de oliva hasta cubrir, cerrar herméticamente y dejar macerar durante días o semanas, cuanto más tiempo mejor. Cuánto más lo dejes, más fuerte, más olor y sabor dará a tus comidas.

Sólo tendremos que dejar macerar nuestros aceites en un sitio oscuro y seco, durante más o menos unas 2-3 semanas.

Maceración en frío y maceración en caliente

La maceración de los aceites se puede hacer de dos formas: en frío y en caliente.

La maceración en frío es a temperatura ambiente. Cuanto más tiempo dejes macerar el aceite, más potente se hará este con el paso del tiempo. Esta maceración es más lenta.

Y también existe la posibilidad de hacer la maceración en caliente al baño maría. 

Para ello, necesitamos un cazo con agua caliente, metemos el frasco donde tenemos nuestra maceración preparada y aceleramos este proceso si damos temperatura al baño maría.

Esta elaboración es más rápida que la maceración en frío.

Algunos aceites aromáticos para tu cocina

Y un factor muy importante es tener en cuenta tu imaginación y tu creatividad. Podrás crear tantos aceites aromatizados como le des vuelta a tu cabeza.

A continuación te voy a dar una lluvia de ideas de los aceites que he preparado y probado para que te puedan servir para tu inspiración:

  • Mezcla AOVE y 2 dientes de ajo, 2 hojas de laurel, una rama de romero, flores de lavanda, pimienta y clavos de olor. Un aceite muy potente y llenito de sabores.
  • Aceite de oliva cítrico con piel de naranja, piel de limón y/o piel de pomelo: para este aceite debes tener cuidado de no añadir la parte blanca de las pieles porque daría un sabor amargo.
  • Aceite de guindillas rojas o guindillas cayenas: este aceite es un potenciador natural para las comidas, lo que le dará a tus recetas mucho umami o mucho sabor. Cuidado porque pica muchísimo. Úsalo con mucha precaución. Con un par de gotitas para tus platos calientes o vinagretas sería suficiente.

  • Aceite de hierbas aromáticas: puedes usar laurel, romero, tomillo, menta, yerbabuena, salvia, albahaca, hinojo, cilantro, perejil, cebollino… Con estos aceites puedes hacer emulsión de salsas y hacer mahonesas por ejemplo. El aceite de romero es perfecto para usarlo como acondicionador para el pelo, también.
  • Aceite de salvia con eneldo y nuez moscada es otra opción.
  • Aceite aromático de ajos ligeramente machacados y guindillas.
  • Aceite de especias y hierbas. Aquí puedes dar rienda suelta a tu imaginación.

Sin duda, un buen aceite de oliva te deja unas comidas deliciosas, pero si experimentas con maceraciones de diferentes variedades, tendrás un extra de sabor increíble para tus platos.

¿Qué aceite aromatizado prepararías tú? Déjalo abajo en comentarios.

¿Te ha gustado esta receta? Ayúdame votándola
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Sabes que en Y hoy qué comemos todos tus datos son 100% confidenciales? Te informo que los datos de carácter personal (email, nombre y otros datos que añadas) que me proporciones rellenando este formulario serán tratados por mí, Pilar Romero, como responsable de esta web, con cuidado y responsabilidad. La finalidad de recoger estos datos es para responder responder a los comentarios del blog. Si no incluyeras los datos solicitados no podré responderte ni ayudarte. Para tu información los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Siteground (proveedor de hosting de Y hoy qué comemos. Ver la Política de Privacidad de Siteground)  y estate tranquilo porque podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de los datos que me has dado en info@yhoyquecomemos.com. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web.