Imprime esta Receta

Albóndigas con Tomate

Ahora que es época de tomate, aprovecho para compartirte esta sencilla receta de Albóndigas con Tomate. Para mi un de los platos más ricos de preparar.

Ingredientes

  • 500 gramos de carne de Pollo picada (o ternera)
  • 2 dientes de ajos
  • Perejil
  • 2 cucharadas soperas de pan rallado
  • 1 huevo
  • Sal
  • Pimienta
  • Tomate frito casero (tomates, sal,1 o 2 dientes de ajos, pimienta y azúcar) o comercial.

Receta Albóndigas con Tomate

1. En un bol, ponemos la carne picada de pollo con ajo picado, perejil, 1 huevo, sal y un poco de pimienta. Se mezcla todo bien.

2. Ahora añadimos una cucharada y un poco más de pan rallado. Volvemos a mezclar de nuevo todos los ingredientes.

3. Hacemos pequeñas bolas con la masa y las pasamos un poco por harina. Le quitas el exceso de harina. Pásalas ligeramente por la harina.

4. En una sartén ponemos 2 cucharadas de aceite de oliva y sellamos las albóndigas, por un lado y por otro. Las sacamos y las reservamos.

5. En la cacerola echamos el tomate frito (casero o comercial) y luego le incorporamos las albóndigas. Removemos y dejamos durante unos 5 o 6 minutos más a fuego medio, dejamos que se hagan las Albóndigas con Tomate. Y apartamos. Abajo te explico como preparar el tomate frito casero.

hacer-las-albóndigas

Cómo se hace el Tomate Frito Casero

1. Para preparar el tomate frito casero, aprovecha estos tomates tan ricos que nos da ahora el buen tiempo, y si no compra unos cuantos y haz tu mismo el tomate frito en casa, ya verás que está mucho más rico que el convencional.

2. Para eso primero pelamos los tomates y le quitamos la piel. No nos lo queremos encontrar cuando estemos comiendo, a mi personalmente no me gusta.

Para que te resulte más fácil pelar los tomates, puedes ponerlos en una olla con abundante agua y cuando hierva los metes durante un minuto y los sacas. Después será mucho más fácil quitarle la piel.

3. Cortamos el tomate en trocitos muy pequeños, también lo puedes batir. Lo que te resulte más fácil. Picamos también un poco de cebolla picada y un trozo de pimiento verde (esto es opcional).

4. Primero tendremos que sofreír muy bien la cebolla y el pimiento en una cacerola con un buen chorreón de aceite de oliva.

5. Cuando esté un poco pochado le echamos el tomate. Le agregamos de sal, pimienta al gusto y una cucharadita  de azúcar, para quitar la acidez.

6. Removeremos de vez en cuando hasta que el tomate haya reducido (casi a la mitad). Lo tendrás que poner a fuego medio, no alto, para que no se pegue el tomate.

¿Quieres formar parte del club de los comilones? Síguenos en nuestra página de Facebook y te mantendremos y te enviaremos todos los días nuestras nuevas recetas. Haz CLIC AQUÍ para ver las recetas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *