El curry es una de mis recetas favoritas y ahora me ha dado por experimentar con ella. El otro día se me pasó por la cabeza este Curry de garbanzos con langostinos y me quedó delicioso.

curry de garbanzos con langostinos

Si te gustan los sabores y aromas de oriente (Asia e India), este plato te encantará. El curry es un plato elaborado con diferentes especias, más o menos picantes. Se puede elaborar con legumbres, carnes, arroz, etc.

Una receta típica de la zona de Cádiz son los garbanzos con langostinos, así que pensé que la mezcla de curry de garbanzos con langostinos tendría que ir también muy bien. Así que aquí tienes mi versión del curry a la española. A ver qué te parece.

INGREDIENTES (Para 3-4 personas)

  • Medio kilo de langostinos crudos y frescos
  • 800 gramos de garbanzos secos
  • Una lata de leche de coco (400 ml.)
  • Caldo de marisco
  • Agua de cocer los langostinos
  • 2 cucharaditas de curry en polvo
  • 1/2 cucharadita de comino en polvo
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma
  • 2 tomates rallados
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1 Berenjena
  • 1/2 cucharadita de Ras el Hanout (mezcla de especias)
  • 1/2 cucharadita de pimentón (dulce o picante) o una pizca de chile en polvo
  • 1 Zanahoria
  • 4-5 dientes de ajo
  • 1 Puerro
  • Perejil fresco
  • 1 Cebolla
  • Aceite de oliva o de coco
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo
  • 1 pimiento verde o rojo

Cómo se hace el Curry de garbanzos con langostinos

Lo primero que vamos a hacer para esta receta es preparar un caldo o fumé con los restos de cabezas y pieles de pelar los langostinos.

También lo puedes hacer con gambas si lo prefieres. Debe de quedar igual de rico.

Receta de fumé de marisco: Cocer las pieles y cabezas de los langostinos para hacer el caldo

Como ya he comentado, hay que pelar las gambas o langostinos. Los reservamos.

El resto de cabezas y pieles los vamos a poner en una olla con un chorreón de aceite de oliva. Sofreímos a fuego medio durante unos 3-4 minutos y agregamos como un litro de agua, quizás un poco menos si no quieres que te salga tanto.

Si quieres un punto más a tu favor, puedes agregar una copa de vino, licor  brandy a las cabezas y pieles y sofreír. Así quedará con mucho más sabor. Incluso lo puedes flambear si se te da bien cocinar con fuego vivo.

Dejamos hervir el caldo durante unos 20 – 25 minutos y una vez que lo tengamos lo colamos  y reservamos. 

Pasamos al sofrito.

Cómo hacer el sofrito para el curry de garbanzos con langostinos

En una olla grande ponemos primero la cebolleta fresca o cebolla picada y el puerro en rodajas finas. Sofreímos con unas 3 – 4 cucharadas soperas de aceite de oliva. A este curry también le va bien el aceite de coco. Lo dejo a tu elección.

Sofreímos durante un par de minutos, hacemos un hueco en el centro y agregamos los dientes de ajo pelados y picados. Sofreímos durante unos 3-4 minutos más aproximadamente.

Agregamos a continuación las zanahorias picadas y el pimiento verde también troceado en trozos pequeños.

Sofreímos unos minutos más y cuando vaya tomando color agregamos la berenjena pelada y en dados.

Estas verduras las puedes sustituir por las que más te gusten. Si no tienes berenjena puedes agregar calabacín, calabaza, cambiar el pimiento verde por rojo o amarillo, etc. No hay nada estipulado.

Cuando veamos que el sofrito va cogiendo color, agregamos el tomate rallado y dejamos que reduzca y quede seco, dando vueltas a fuego medio durante unos 3-4 minutos más.

En vez de tomate rallado puedes usar salsa de tomate frito o tomate triturado.

Una vez que el tomate se haya consumido y el sofrito esté seco, agregamos un vaso del caldo o fumé de marisco que hemos preparado en el primer paso. Subimos un poco el fuego y añadimos también 2-3 cucharadas soperas de la leche de coco.

Este paso es un poco opcional, puedes pasar directamente a agregar los garbanzos, pero creo que el sofrito quedará más sabroso. A mi me gusta que quede un plato bastante concentrado y con mucho sabor.

Mezclamos todos los ingredientes y dejamos reducir el caldo durante unos 6 minutos más. Todos estos tiempos son aproximados.

Lo mejor es que vayan cocinando a fuego medio, con cariño y sobre todo, con paciencia, y viendo que el sofrito va tomando un color tostado y apetecible.

Dejar que las verduras se vayan haciendo a su debido tiempo, ya que cada una tiene un tiempo de cocción determinado.

Cuándo echar los garbanzos y las especias

Luego, cuando el sofrito empiece a quedarse seco otra vez, es el momento de añadir los garbanzos. Los garbanzos deben ser cocidos, así que puedes cocerlos tú mismo en casa o comprarlos ya cocidos y ahorrarte este paso.

Al final del todo te explico cómo cocer los garbanzos. Si los vas a añadir ya cocidos, los enjuagamos con agua antes de añadirlos a la olla.

Así que incorporamos los garbanzos cocidos, damos unas vueltas e integramos con el sofrito, dejamos sofreír un par de minutos y añadimos las especias junto a la sal.

La cantidad y variedad de especias las dejo a tu gusto. A mi, cuantas más mejor. Si te gusta mucho el curry añade un poco más. Si no te gusta el picante no lo uses. Y si no tienes Ras el Hanout no lo agregues, puedes usar otra mezcla de especias.

Dejamos sofreír los garbanzos con las especias durante 3-4 minutos y después añadimos la leche de coco y el caldo de marisco, cubriendo bien los garbanzos. También puedes añadir un poco de agua de la cocción de los garbanzos (a este agua se le llama Aquafaba y ayuda a espesar más la salsa), pero es opcional.

Con el fuego medio alto, vamos a dejar hervir los garbanzos y dejar que se reduzca la salsa. Esto dependerá de la temperatura del fuego pero normalmente son unos 10-12 minutos más.

Lo probaremos por si le falta sal o cualquier otra especia que queramos añadir para darle más sabor.

Puedes dejarlo más caldoso o menos. A mi me gusta que quede caldoso pero que la salsa esté bastante espesa, así puedo aprovechar para mojar pan (y limpiar el plato de tanto rebañar con pan XD).

Cuándo añadir los langostinos y el perejil

Los langostinos pelados los añadimos 5 minutos antes de aparte el curry de garbanzos del fuego para que se hagan durante los últimos minutos. No necesitan más tiempo de cocción.

Y una vez que apaguemos el fuego y retiremos la olla, añadiremos las hojas de perejil fresco y lo mezclaremos con los demás ingredientes.

Finalmente, servimos calentito y listo.

Cómo cocer los garbanzos

La noche anterior a preparar el curry de garbanzos, vamos a echar los garbanzos en remojo en abundante agua.

Al día siguiente, añadimos los garbanzos, junto con el agua del remojo o con agua nueva en una cacerola grande. Lo mejor es que cubra bien los garbanzos, incluso que tengan agua de más, como 4-5 dedos por encima de los garbanzos.

Y ahora tienes dos opciones para cocerlos:

  1. Olla normal o tradicional: aquí deben estar cociendo entre 1 hora y 1 hora y media más o menos.
  2. En olla rápida: tapamos la olla y cuando suba la pesa  y empieces a escuchar el sonido tan peculiar de este tipo de olla, cuenta unos 20-25 minutos.
  3. Y si es olla exprés: lo mismo, tapamos la olla y cuando la pesa empiece a dar vueltas, contamos unos 40 – 45 minutos de cocción.

Si ves que en los primeros minutos de cocción aparece una espuma blanca en la superficie del agua, la quitamos con una espumadera para dejar el agua limpia. Estos son las impurezas de las legumbres.

Y si usas olla rápida o exprés, lo mejor es quedarte corto con el tiempo y que queden un poco duros los garbanzos.

Así que cuando pase el tiempo estimado, apartamos la olla del fuego, dejamos que baje la pesa antes de abrirla y comprobamos si están los garbanzos tiernos o no.

Si los garbanzos aún están duros, deja ahora la olla abierta y cuece de forma normal hasta que queden blandos.

Lo mejor es que queden un pelín enteros o duros ya que después cuando terminemos de hacer el curry seguirán cociendo unos minutos más y terminarán de ponerse blandos.

Un consejo: si guardas el agua de haber cocido los garbanzos y la añades al curry de garbanzos (puedes hacerlo en el sofrito o una vez que estén los garbanzos con la leche de coco) esto hará que el caldo espese aún más y quede delicioso. Este agua de la cocción de leguminosas es conocida como Aquafaba.

Sin duda es una receta algo más elaborada pero nada compleja y que merece la pena hacerla para esos días especiales, los domingos o días en los que nos apetece comer muy rico y nutritivo.

Me encantaría conocer tu opinión sobre esta receta. Si la haces, ¿me dejas tu comentario? Me haría mucha ilusión 🙂

 

¿Te ha gustado esta receta? Ayúdame votándola
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Sabes que en Y hoy qué comemos todos tus datos son 100% confidenciales? Te informo que los datos de carácter personal (email, nombre y otros datos que añadas) que me proporciones rellenando este formulario serán tratados por mí, Pilar Romero, como responsable de esta web, con cuidado y responsabilidad. La finalidad de recoger estos datos es para responder responder a los comentarios del blog. Si no incluyeras los datos solicitados no podré responderte ni ayudarte. Para tu información los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Siteground (proveedor de hosting de Y hoy qué comemos. Ver la Política de Privacidad de Siteground)  y estate tranquilo porque podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de los datos que me has dado en info@yhoyquecomemos.com. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web.